Posts Tagged ‘particion’

h1

¿Linux es dificil?

11 mayo, 2009

Esta cuestión me surge a raiz de un post que leí hace unos dias en untuxsuelto y que a su vez venía de linuxadictos.
Para contestar me basaré en el único factor objetivo, en mi propia experiencia

Primeramente he de retroceder unos cuantos años en el tiempo, justo hasta cuando empecé a estudiar este mundillo. Por aquel entonces el único sistema operativo que había era ms-dos, todo era a base de comandos y todo era aprendértelos y saber como usarlos.
¿Era dificil? claro que si, y mucho, pero éra lo único que había asique no quedaba otra.

Con el paso del tiempo llegaron las versiones gráficas de aquel sistema operativo, llamadas Windows donde todo era mucho más sencillo, rara vez se utilizaban los comandos y todo era a base de doble clicks del ratón.
Las versiones fueron evolucionando, y no entraré en si fueron a peor, se fueron simplificando, sobre todo para los usuarios con pocos conocimientos y era lo que el mercado pedía, todo el mundo quería un ordenador y que llevase un sistema operativo bonito y que no fuese muy complejo.
Además contaban con el apoyo de todas las compañías importantes de hardware que tenían controladores certificados para todos sus componentes.
¿Que más se podía pedir?

Pero la evolución siguió su curso y basándose en unix aparecieron las primeras versiones de linux, un sistema operativo sólido pero poco vistoso porque se volvía a los comandos.

Como no interesaba vender equipos con éste sistema operativo, porque no era tan lucrativo y era más complicado, se estandarizó y pupularizó Windows como sistema operativo único en los equipos de sobremesa.

Y ahora llego a la segunda parte, mis pasos en linux.
Mis primeros acercamientos fueron puramente autodidactas, me descargué varias distros y quise instalarlas. Ahí ya me surgieron los primeros problemas, las particiones del disco duro. Teniendo la referencia de Windows, ésto se me complicaba mucho más porque hay que asignar varias particiones con distintos tamaños y me encontré desbordado. Pero bueno, como era un sistema operativo que era experimental para mi y en aquellos momentos no ofrecía mucho interés, se quedó en una anécdota, una espinita de un intento que no resultó.

Pero poco a poco ese sistema operativo también se fué simplificando y gracias a distros como ubuntu fué haciéndose más familiar y llegando hasta más manos.
Yo, llamado por la curiosidad y por el afán de aprender, hice un curso y decidí ponerme nuevamente manos a la obra.

Instalé una distro de ubuntú y gracias a mis escasos conocimientos y al gran abanico que ofrece internet, fuí logrando instalar programas, cambiarle el aspecto gráfico al entorno y en definitiva, a poder manejarme en el entorno linux de una manera básica.

El gran reto me llegó hará unos quince dias, cuando un amigo me trajo su equipo para que se lo mirase porque le iba muy lento. Cuando encendí el equipo y ví la cantidad de virus, troyanos y spyware que albergaba ni me pensé que después de apagarlo ipso facto iba a empezar el típico proceso de formateo y reinstalación, pero me embarqué en algo más arriesgado.
Mi amigo me comentó que ese equipo solamente lo utilizaba para bajarse cosas de internet, que usaba el emule, el utorrent y poco más. Como no tenía datos que salvarle pero sí tiempo de por medio, decidí que era una buena manera de poner en práctica mis conocimientos y poder desmitificar el oscuro mundo linux.

Le instalé la última versión de ubuntu y lo primero que hice al terminar la instalación fue arremangarme y ponerme a pelear con la tarjeta wireless y ndiswrapper. Pero cual fué mi sorpresa cuando ví que la había reconocido automáticamente, bien.
Una vez hecho esto, todo se volvió más sencillo, con conexión a internet, le instalé el soporte para el idioma, actualicé el sistema, le instalé el Amule, el azureus y algunas otras mejoras que encontré en esta guia.
Cuando terminé y comprobé que los programas que iba a utilizar funcionaban sin problemas, le llamé, se lo comenté y algo asustado vino a por él.
Desde entonces, cada vez que hablamos, me dice que está encantado, que va mucho más rápido y mejor que antes.

Por lo tanto, después de semejante repertorio, llego a la respuesta de la pregunta del enunciado.
¿Linux es dificil? SI
Pero claro, es en este momento cuando se tiene que valorar si vencer esa dificultad merece la pena o no.

Anuncios
h1

Herramientas de taller : 1 – Norton Ghost

3 febrero, 2009

Voy a dar comienzo a la serie de herramientas de taller y qué mejor manera que hacerlo con un clásico, un programa más que imprescindible, que no falta en ningún servicio técnico que se precie, el Norton Ghost.

En pocas palabras, este programa se encarga de hacer copias de seguridad de discos duros o particiones. Tiene pocas opciones pero más que suficientes para el trabajo que desempeña, clona de disco a disco, de disco a imagen, de partición a partición, de partición a imagen y por supuesto restaura imagenes a partición o a disco.

Para el que desconozca su utilización, pondré un par de ejemplos que ilustrará el funcionamiento.
1) Debido a un virus hay que formatear el ordenador.
Se formatea, se reinstala windows, se configuran los drivers, se instalan los programas que se necesiten y hacen todas las actualizaciones online de windows. Una vez el equipo listo, con el ghost se hace una clonación del disco duro a un DVD por si acaso hubiese que formatear en un futuro. En ese caso se restaura la copia del DVD al disco duro y en poco más de diez minutos se deja el equipo listo para encender y no tener que hacer más.
2) Hay que montar varios equipos iguales e instalarles Windows XP.
Se monta el primero, se instala windows, se configura y se le instalan los drivers. Una vez hecho y mientras se van montando el resto, se conectan al equipo los otros discos duros y se va clonando de disco a disco.
Una vez todos los equipos montados, solamente hay que encenderlos y todos tendrán windows instalado y configurado.

Página web : http://www.symantec.com/es/es/norton/ghost
Formato : Nero imagen (.NRG)
Tamaño : 45 Mbs
Tipo de instalación : Arranque
Sistema operativo : MS-Dos

– Descárgatelo –

– Descárgate un manual de uso –

h1

Formateando un disco duro USB

23 enero, 2009

En la era técnologica en la que vivimos, raro es quien no tenga un pendrive o un disco duro USB para salvar sus datos y evitar posibles pérdidas.

Habitualmente, cuando compramos un dispositivo de éste tipo, suele venir formateado para que podamos hacer uso de él nada más sacarlo de su caja, pero en otras ocasiones, el disco duro viene sin formatear, incluso sin particionar como suele venir de fábrica.
En ese caso, el PC no lo reconocerá, entonces ¿qué podemos hacer?

Lo primero, evitarnos molestias en andar llevándolo a la tienda para que nos lo hagan allí, porque siguiendo éstos sencillos pasos dejaremos nuestro disco funcionando a la perfección en un rato.

El dispositivo es un disco duro de 20Gb que he montado en una carcasa USB.

La primera vez que conectamos el disco duro al PC, Windows nos muestra el mensaje “Nuevo Hardware encontrado : Dispositivo de almacenamiento USB“, tras unos instantes aparecerá el mensaje “Su nuevo Hardware está listo para usarse

Si entramos en Mi PC veremos que no aparece la nueva unidad. Entonces vamos hasta el icono de Mi PC, pinchamos sobre él con el botón derecho y seleccionamos la opción “Administrar“.

Se nos abrirá una nueva ventana de configuración, es el Administrador de equipos. Pinchamos sobre la opción “Administrador de discos“.

En esta sección nos aparecen todas las unidades que hay conectadas en nuestro PC, tanto discos duros como unidades lectoras y grabadoras de CD y DVD.

Localizamos el disco, pinchamos sobre él con el botón derecho y seleccionamos la opción “Partición nueva

Se nos abre un asistente, mediante el cual podemos elegir el tipo de partición que queremos hacer, el tamaño de la misma, en qué sistema lo queremos formatear(*) e incluso nos dá la opción de ponerle nombre.

Una vez termina el asistente, comenzará el formateo del disco y aparecerá el estado del proceso, un porcentaje que irá incrementándose hasta llegar al 100%. Cuando llega al fin, cambia de estado y muestra “Correcto

Ahora podemos cerrar el Administrador de discos y si entramos en Mi PC ya aparecerá la nueva unidad, nuestro disco USB.

Facil ¿verdad?

(*) A la hora de formatear, hay que tener en cuenta los distintos sistemas que existen, sobre todo los más habituales que son FAT32 y NTFS.