Posts Tagged ‘componentes’

h1

La importancia de llamarse Ernesto

31 agosto, 2009

O como una vez más, se demuestra que es de vital importancia tener un amigo informático.
Resumo lo acontecido.

Suena mi móvil y al mirar la pantalla veo que es una antigua compañera de trabajo, de la que no sé nada desde el dia en que la despidieron. Raro, raro, raro, pienso yo.
Tras descolgar y los amables saludos de rigor, la conversación se desarrolló más o menos así.
– Pues te llamaba porque el ordenador me ha petao.
– Vaya putada faena, si.
– Era por si me lo podías echar un vistazo.
– Por poder mirarlo, lo puedo mirar, pero esque da la casualidad de que estamos en pleno montaje de unos equipos y no sé cuando podré ponerme con él.
– Ahhhh, bueno yo te lo llevo y me dices algo ¿vale?.
– Muy bien.
– Me pasaré en un par de dias, porque tengo que ir a un sitio que me coge de camino y así aprovecho el viaje.
– Vale, pues por aquí estaré.

Lejos de pasarse en ese par de dias prometido, y más habiendo un fin de semana por medio, esa misma tarde tenía allí el ordenador petao.
Le dije que me lo dejase y que cuando pudiese, lo miraría y le diría algo. Tras explicarme varias veces los sintomas que tenía, como se le había apagado repentinamente y que dentro tenía todos los datos, se fué no muy convencida porque no lo había destripado en aquel momento.

La tarde siguiente, en un hueco que tuve, cogí el equipo y basándome en los sintomas descritos, me puse manos a la obra. Tras algunas comprobaciones, el diagnóstico estaba claro, la fuente de alimentación y la placa base habían pasado a mejor vida.
Entonces entré en la parte más complicada, buscar una placa base similar a la que tenía para que al cambiársela el sistema no sufriese demasiados cambios y pudiese iniciar. Tras una larga búsqueda, encuentro una de similares características, compatible con su microprocesador socket 775, con su memoria DDR400 y con su tarjeta gráfica AGP.

Un rato después ya tenía la placa montada en su carcasa, con todos sus componentes puestos y funcionando a la perfección. Instalo los nuevos drivers, le actualizo el antivirus, el sistema y llamo a la dueña de la criatura.
– Bueno, pues ya tienes el equipo arreglado.
– ¿Ya? ¿y qué le pasaba? ¿y las fotos y todo lo que había dentro?
– Tenía la fuente de alimentación y la placa base rota, pero no te preocupes que está todo igual que lo tenías. Vamos, que al encenderlo no notarás que se le ha hecho nada.
– Uf, que susto. Bueno, y ahora dame el otro susto.
– Pues el precio exacto no lo sé, pero creo que ronda los 100 euros
– …
– Que no! En total será algo menos de 30 euros, la placa cuesta sobre los 15 euros y la fuente de alimentación unos 10 euros, pues echa cuentas.
– ¿Solo?
– Pues si, pero vamos que si ves que es poco y te vas a sentir mal, te rascas el bolsillo por las molestias de vermelas y deseármelas para encontrar una placa como la tuya, porque la mano de obra no te la he cobrado y así todos contentos.
– Bueno, mejor te invito a una cerve y en paz ¿no?
– Si tu lo dices…
– Vale, pues en cuanto pueda me paso a por él.
– Perfecto.

No habían pasado dos horas desde la finalización de esta llamada cuando estaba allí para recoger el equipo.
Se marchó contenta, con su equipo reparado, en menos de dos dias, tal cual lo tenía antes de la avería y por tan solo 25 euros.
Esque así da gusto.

Anuncios
h1

Rendimiento o precio

23 julio, 2009

Que un cliente dude a la hora de elegir los componentes de la configuración de un equipo, su equipo, nuevo es normal porque no suele estar familiarizado con los componentes actuales, con las características que más se adecuan a lo que va buscando o al uso que va a darle.

Esto es normal aunque surjan las tipicas incompatibilidades de que si tal gráfica con determinado chipset de una placa, no acaban de congeniar.
Vale, aceptamos que todo esto sigue siendo normal porque para eso también estamos nosotros aquí, para devanarnos los sesos confeccionando configuraciones. Pero lo que no es normal es las incompatibilidades que generan los clientes.
Me explico.

Hoy me llega un cliente, algo especialito que quiere un equipo potente, ya que el que se montó en su dia, hará unos diez años, se le está quedando anticuado.
Me ha pedido presupuesto, que se lo confeccionase libremente, excepto varios detalles, que lleve una caja buena, una fuente de alimentación silenciosa y una tarjeta gráfica de lo mejor porque se dedica al diseño, modelado y renderización 3D, planos en 2D/3D, edición de fotografía, de video y un largo etcétera, acompañado de citar el nombre de los programas más conocidos del mercado para estos menesteres, que son los que usa.

Cuando el cliente se marcha, me pongo a ello. Lo primero es buscar una configuración adecuada de placa base, microprocesador y memoria que es lo que más a mano tengo. Una vez terminado, le busco lo que me ha pedido, una carcasa en condiciones, una fuente de alimentación silenciosa y una gráfica para diseño.

Le llamo para darle detalle del presupuesto y decirle el precio de las posibles gráficas (sirvase alternate de ejemplo) y al otro lado de la linea he sentido como estaba apunto de ocurrir una desgracia.
Porque claro, el cliente alarmado por el excesivo precio, no entendía, o no quería entender, que una gráfica específica para diseño cuesta su dinero.
Entonces hemos entrado en una especie de debate, yo intentándole explicar que si es para diseño a la escala que el me ha dicho, lo que necesita es una gráfica de ese calibre, y él erre que erre que no, que con una más sencilla se apañaba.

Total que viendo que no ibamos a llegar a ninguna conclusión, le he dicho que se pase por aquí y le intentaré explicar mis argumentos con más detalle y convencido estoy de que él me rebatirá con los suyos.
Y todo esto para que finalmente elija una gráfica “normalita” y dentro de un tiempo vuelva quejándose porque le tarda mucho en renderizar y a veces se le queda colgado.

h1

¿Linux es dificil?

11 mayo, 2009

Esta cuestión me surge a raiz de un post que leí hace unos dias en untuxsuelto y que a su vez venía de linuxadictos.
Para contestar me basaré en el único factor objetivo, en mi propia experiencia

Primeramente he de retroceder unos cuantos años en el tiempo, justo hasta cuando empecé a estudiar este mundillo. Por aquel entonces el único sistema operativo que había era ms-dos, todo era a base de comandos y todo era aprendértelos y saber como usarlos.
¿Era dificil? claro que si, y mucho, pero éra lo único que había asique no quedaba otra.

Con el paso del tiempo llegaron las versiones gráficas de aquel sistema operativo, llamadas Windows donde todo era mucho más sencillo, rara vez se utilizaban los comandos y todo era a base de doble clicks del ratón.
Las versiones fueron evolucionando, y no entraré en si fueron a peor, se fueron simplificando, sobre todo para los usuarios con pocos conocimientos y era lo que el mercado pedía, todo el mundo quería un ordenador y que llevase un sistema operativo bonito y que no fuese muy complejo.
Además contaban con el apoyo de todas las compañías importantes de hardware que tenían controladores certificados para todos sus componentes.
¿Que más se podía pedir?

Pero la evolución siguió su curso y basándose en unix aparecieron las primeras versiones de linux, un sistema operativo sólido pero poco vistoso porque se volvía a los comandos.

Como no interesaba vender equipos con éste sistema operativo, porque no era tan lucrativo y era más complicado, se estandarizó y pupularizó Windows como sistema operativo único en los equipos de sobremesa.

Y ahora llego a la segunda parte, mis pasos en linux.
Mis primeros acercamientos fueron puramente autodidactas, me descargué varias distros y quise instalarlas. Ahí ya me surgieron los primeros problemas, las particiones del disco duro. Teniendo la referencia de Windows, ésto se me complicaba mucho más porque hay que asignar varias particiones con distintos tamaños y me encontré desbordado. Pero bueno, como era un sistema operativo que era experimental para mi y en aquellos momentos no ofrecía mucho interés, se quedó en una anécdota, una espinita de un intento que no resultó.

Pero poco a poco ese sistema operativo también se fué simplificando y gracias a distros como ubuntu fué haciéndose más familiar y llegando hasta más manos.
Yo, llamado por la curiosidad y por el afán de aprender, hice un curso y decidí ponerme nuevamente manos a la obra.

Instalé una distro de ubuntú y gracias a mis escasos conocimientos y al gran abanico que ofrece internet, fuí logrando instalar programas, cambiarle el aspecto gráfico al entorno y en definitiva, a poder manejarme en el entorno linux de una manera básica.

El gran reto me llegó hará unos quince dias, cuando un amigo me trajo su equipo para que se lo mirase porque le iba muy lento. Cuando encendí el equipo y ví la cantidad de virus, troyanos y spyware que albergaba ni me pensé que después de apagarlo ipso facto iba a empezar el típico proceso de formateo y reinstalación, pero me embarqué en algo más arriesgado.
Mi amigo me comentó que ese equipo solamente lo utilizaba para bajarse cosas de internet, que usaba el emule, el utorrent y poco más. Como no tenía datos que salvarle pero sí tiempo de por medio, decidí que era una buena manera de poner en práctica mis conocimientos y poder desmitificar el oscuro mundo linux.

Le instalé la última versión de ubuntu y lo primero que hice al terminar la instalación fue arremangarme y ponerme a pelear con la tarjeta wireless y ndiswrapper. Pero cual fué mi sorpresa cuando ví que la había reconocido automáticamente, bien.
Una vez hecho esto, todo se volvió más sencillo, con conexión a internet, le instalé el soporte para el idioma, actualicé el sistema, le instalé el Amule, el azureus y algunas otras mejoras que encontré en esta guia.
Cuando terminé y comprobé que los programas que iba a utilizar funcionaban sin problemas, le llamé, se lo comenté y algo asustado vino a por él.
Desde entonces, cada vez que hablamos, me dice que está encantado, que va mucho más rápido y mejor que antes.

Por lo tanto, después de semejante repertorio, llego a la respuesta de la pregunta del enunciado.
¿Linux es dificil? SI
Pero claro, es en este momento cuando se tiene que valorar si vencer esa dificultad merece la pena o no.

h1

Lista de precios de 1996

20 abril, 2009

Haciendo limpieza de archivos y carpetas que tenía dando vueltas por el disco duro, por casualidad, he encontrado un sorprendente documento que, ya ni recordaba que existiese y hace tiempo publicaron en Noticias3D.
Se trata de un listado de precios de componentes informáticos del año 1996.

Habrá sido la curiosidad o quizá deformación profesional, lo que me ha llevado a no poder evitar el pasarme un buen rato mirándola, comparando los componentes y sobre todo los precios que por aquel entonces había.
Por poner algunos ilustravios ejemplos, llama la atención que un disco duro de 2,5Gbs costase 38.500pts (±201€), una impresora HP694c 42.600pts (±255€) o una tarjeta de video PCI de 2Mbs 26.500pts (±159€).

Cierto es que la tecnología avanza a una velocidad endiablada y gracias a documentos de este tipo podemos hacernos una idea de ello con solo girar la cabeza y echar la vista un poco hacia atrás, lo que lleva que mi interior sea asaltado por varias dudas ¿existen los límites? ¿donde están? ¿hasta donde seremos capaces de llegar?

En fin, desvarios aparte, merece la pena echarle un vistazo porque resulta curioso, cuanto menos.

La lista se puede bajar de AQUI.

h1

Consigue un ordenador gratis

2 abril, 2009

Hace unos poquitos dias, publiqué una entrada donde narraba una reparación que tuve con una cotidiana, al menos para los que nos dedicamos a esto, solución.
Amplié un equipo por una avería y las piezas sustituidas, que funcionaban a la perfección, pasaron a ocupar un lugar en las estanterias de mi trastero.

Y hoy, dando un viaje por el ciberespacio, descubro este curioso post donden se trata una verdad como un templo, que debido al excesivo consumismo, se puede conseguir con algo de tiempo y maña, un ordenador totalmente funcional en cualquier punto limpio y sin gastarse un duro. Bueno, sin gastarse un euro.

Procedo al copypaste

De todos es sabido que si algo caracteriza la civilización occidental es básicamente que compra más de lo que necesita, y entre esas cosas están los ordenadores con los que entramos a leer este foro.
Pues bien, con unos mínimos conocimientos técnicos, resulta que podemos tener un ordenador con el que no solo consultar este foro, sino hacer todo lo que una persona normal hace con un ordenador.

Vamos a partir de la base de que los ordenadores actuales estan sobredimensionados para lo que se usan. Usando un símil automovilístico, comprar un ordenador nuevo es como usar un coche con el motor de un ferrari, el equipamiento de un mercedes y el maletero de un camión para ir y venir de trabajar a 2 km de casa. Con un ordenador de última generacion que esté equipado con 17 nucleos, chorrocientos terabytes de ram y un pozo sin fondo de disco duro vas a terminar haciendo exactamente lo mismo que con un ordenador de hace 4-5 años: ver tetas en internet.

Así que comencemos nuestro viaje :

Vamos al punto limpio de nuestra localidad con cualquier excusa. Hemos sacado el aceite de la freidora o llegamos con unos cartones que hemos cogido en el contenedor de la esquina debajo del brazo.

En este punto es importante comerle la oreja un poco al encargado del punto limpio (también llamado ingeniería social) hasta ahora a mí siempre me ha bastado con decirle que necesito unas piezas que ya no se fabrican, y de hecho la primera vez que usé esta técnica era cierto, pero al final me fui con un flamante P-IV debajo del brazo.

Estos operarios deben estar bastante subcontratados ya que hasta ahora siempre he dado con gente realmente amable y además, siempre hacen hincapié en que a ellos se la suda que tu rebusques entre la basura pero se exponen a una sanción si en ese momento llega un inspector. De hecho, la última vez me dijo la chica que estaba en ese momento que sólo me dejaba coger lo que llegase con la mano (son contenedores de unos 3 metros que están por debajo del nivel del suelo) y esta mañana casi le da un chungo al argentino que andaba por allí cuando me ha visto meterme dentro del contenedor.

Eligiendo nuestro tesoro :

Por si alguien no conoce lo que es un punto limpio es una especie de mini-vertedero ordenado. Hay una serie de contenedores (como contenedores de obra pero más grandes, aproximadamente del tamaño del remolque de un camión mediano; de hecho es lo que son) ordenados por tipo de deshechos (ropa, escombros, papel-cartón y nuestro objetivo: aparatos eléctricos). La gente llega con su coche, aparca de culo y al contenedor con lo que sobra. También hay contenedores de aceite, pilas, tubos fluorescentes y productos químicos por si alguno tiene conciencia ecológica. Se supone que reciclan lo que llevas.

Así que te plantas en el contenedor de aparatos electricos y echas un ojo a ver que hay. A mí nunca me ha fallado pero puede que necesites más de una visita. Creo que los contenedores los recogen una vez por semana, así que los sábados a última hora de la mañana puede ser un buen día porque es cuando la gente tiene tiempo de hacer estas cosas.

Vamos a centrarnos en material semi-decente asi que simplemente nos vamos a fijar en ordenadores que lleven una pegatina en el frontal que ponga P-IV o superior.

Un vistazo a la parte trasera también es importante, especialmente si hay mucha “oferta”. Si no estás muy puesto en el tema simplemente cuenta el numero de puertos USB que hay, esto no es un indicador muy fiable pero nos dará una estimacion rápida de la antigüedad de la maquina. A más USBs, placa más moderna. También conviene huir de las placas que tengan VGA integrado, por experiencia puedo decir que tienen más posibilidades de estar muertas.

Si puedes, conviene llevarse 2 o 3 ordenadores. En el peor de los casos puedes sacar una máquina completa entre los 3. Como veremos después, con 2 suele ser mas que suficiente, pero en todo caso podrás ampliar lo que haya y seleccionar las mejores piezas.

A lo mejor es una tontería a estas alturas, pero es imprescindible ir en coche. Este tipo de sitios estan diseñados para ello y no sé si el encargado te va a dejar sacar gran cosa si vas con un carrito.

Una vez en casa :

Llevo unos 10 años reparando ordenadores y de esta experiencia puedo decir que las averías mas comunes son:
El 90% de los equipos no tienen avería física. El problema está al otro lado del teclado. El usuario ha coleccionado tal cantidad de virus, programas inútiles y mierdas varias que el ordenador tarda 3/4 de hora en arrancar y a continuación se cuelga. Si sabes instalar un windows y sus drivers, tienes un equipo funcionando en 2 horas.

Del 10% restante podemos sacar esta estadística:
80% fuente de alimentación. Tanto emule pasa factura. El diagnóstico es sencillo, pulsas el botón y no enciende. Cambiar la fuente de alimentación son 3 tornillos y 2 minutos. Si has cogido 2 ordenadores ya tienes uno completamente operativo.
10% disco duro. Lo mismo que el anterior. El ordenador mas potente se queda con el disco duro que funcione.
10% Mierda a raudales. Y a lo mejor me quedo corto en el porcentaje. La moqueta es el peor enemigo de la informática. Tened en cuenta que los ordenadores se calientan y tienen ventiladores que crean una corriente de aire, que entra por la parte delantera inferior y sale por la parte trasera superior. Una auténtica aspiradora que unido a la estatica de su propio funcionamiento lo convierte en una auténtica aspiradora de polvo. Ese polvo se convierte en pelusa una vez dentro del ordenador, y esa pelusa en una manta cuando pasa el tiempo. Y los ordenadores actuales llevan cientos de sensores de temperatura. En cuanto detectan que se calientan mas de la cuenta, ellos mismos se apagan para evitar salir ardiendo. En este caso basta con un poco de aire comprimido (venden botes en tiendas de electrónica, pero en su defecto puedes acercarte a una gasolinera y quitarle la pelusa con el compresor de hinchar las ruedas o “barrer” la pelusa con una brocha) y despues engrasar los ventiladores con aceite de silicona (en tiendas de electronica, limpia y lubrica aunque ultimamente tambien los he visto en el Lidl).
10% (ya se que estoy fuera de porcentaje) Le falla la tarjeta de vídeo. El ordenador funciona pero no se ve nada. De estos el 50% la llevan integrada (ya he dicho antes que los ignoraseis) el 30% se le ha aflojado (una ligera presión al final y solucionado, esto es culpa del montador que apreto mucho el tornillo) el 20% se le ha parado el ventilador de la GPU a base de pelusa y el 10% esta rota de verdad. Usa la del otro que has rescatado.
Luego hay otro 10% de averias varias (y va un 120%). Lo más común es que se haya llevado tal calentón que la placa base ha petado. Así que aún puedes usar la memoria y otros componentes para ampliar. Placas bases de mala calidad que no han soportado tanta mula (se identifican porque los condensadores están hinchados), memorias defectuosas, falsos contactos, soldaduras secas… Con éstos ni te compliques, devuélvelos al punto limpio. Pero dar con uno de éstos es como pillar 4 en la primitiva. Mucha suerte tienes que tener.

En todo caso si has rescatado 2, hay un 98% de posibilidades de que tengas un ordenador operativo. Si con 3 aun no funciona, eres muy gafe.

Además este tipo de reciclajes son muy divertidos porque siempre puedes echar un ojo por si te interesa algun disco o película. Aunque os recomiendo formatear directamente para evitar cargos por pornografía infantil, es impresionante lo que intercambian los adolescentes por el messenger.
_______________________________________________________________

Cuanto menos, interesante.
Ah! y por si quereis leerlo, el artículo lo he copypasteado de obsoletos.org.

h1

Herramientas de taller : 5 – Ultimate Boot CD

5 marzo, 2009

Aqui os dejo un conjunto de herramientas de testeo, el Ultimate Boot CD 4.11.

Al más puro estilo del Hirens boot CD, pero a diferencia de éste, todo el software contenido es freeware, un CD autoarrancable desde ms-dos con muchos y muy variados programas para el diagnóstico de los componentes del hardware del PC.

Quizá no sea tan popularmente conocido, ya que de hecho yo solamente lo conocía de oidas, pero sin duda es un recopilatorio que debemos tener muy en cuenta.

Página web : http://www.ultimatebootcd.com
Formato : imagen ISO (.ISO)
Tamaño : 94Mbs
Versión : 4.11
Tipo de instalación : Arranque
Sistema operativo : MS-Dos

– Descárgatelo –

h1

Dos años de garantía

15 diciembre, 2008

Hace un tiempo publiqué una entrada donde citaba y aclaraba un concepto de la garantía de los componentes, y hoy, con motivo de una interesante charla o discusion, en tono amistoso, con un cliente al que no le acababa de cuadrar, voy a intentar dejar más claro otro de los conceptos.

La situación es que hará como cuatro meses nos compró un equipo, que le montamos y configuramos con Windows XP Home Edition que también compró. Resulta que el disco duro, de buenas a primeras, ha empezado a dar fallos y tras el correspondiente test, mostraba sectores defectuosos.
Sin problema, se le cambia el disco duro por uno igual, se le instala nuevamente Windows XP y se le entrega al cliente como el primer dia que se lo llevó y todo sin costarle un duro porque estaba en garantía.

Pero cuando el cliente iba a irse me ha hecho la siguiente pregunta
“Oye, el disco duro este que me habeis puesto nuevo, tiene dos años de garantía ¿no?”
Y se ha originado el debate, porque yo intentaba explicarle que la garantía de los componentes es de dos años, pero a partir de su fecha de compra y que durante esos dos años se le podían cambiar/reparar todas las veces que fuese preciso, pero que la garantía comenzaba el día que se había emitido la factura. Y él claro, en sus trece de que si el componente cambiado era nuevo, debía tener sus dos años de garantía independientemente.

Entonces finalmente, parece que ha comprendido que en éste caso, el disco duro nuevo solamente tendrá un año y ocho meses de garantía, porque durante los cuatro meses que “faltan”, ha disfrutado de un disco duro que funcionó sin problemas.

He buscado en la Ley de de garantías en la venta de bienes de consumo, pero solamente hacen referencia al tiempo de la misma en este apartado :
“El marco legal de garantía tiene por objeto facilitar al consumidor distintas opciones para exigir el saneamiento cuando el bien adquirido no sea conforme con el contrato, dándole la opción de exigir la reparación por la sustitución del bien, salvo que ésta resulte imposible o desproporcionada. Cuando la reparación o la sustitución no fueran posibles o resulten infructuosas, el consumidor podrá exigir la rebaja del precio o la resolución del contrato. Se reconoce un plazo de dos años, a partir del momento de compra para que el consumidor pueda hacer efectivos estos derechos (en el caso de bienes de segunda mano se podrá pactar un plazo menor no inferior a un año) y un plazo de tres años, también contado a partir del momento de la compra, para que pueda ejercitar, en su caso, las acciones legales oportunas.”

Asique otra cosa que tenemos que tener clara, que la garantía de un componente es de dos años a partir de la fecha de su compra, aunque se repare o cambie por otro.