Posts Tagged ‘cliente’

h1

A vueltas con la licencia

2 octubre, 2009

Hace ya tiempo, hablé de un curioso caso que se me dió con un cliente y la licencia de Windows XP, pues ahora, gracias a otro de mis clientes, voy a darle una vuelta más de tuerca a la licencia de tan afamado sistema operativo.

Partamos de la base, por si alguien desconoce esto, que se compra Windows XP, bien sea en OEM junto a un ordenador nuevo o RETAIL con su cajita, por lo que se paga es por la pegatina que acompaña al Cdrom de instalación del sistema operativo. Lo que realmente vale, es la pegatina.

Bien, una vez dicho esto, lo que yo le comentaba mi cliente es que cuando se vende un ordenador nuevo que va con Windows original instalado, el ensamblador está obligado a pegarle la pegatina en algún sitio visible del equipo, como por ejemplo en uno de los laterales, porque Microsoft así lo determina para que sea válida esa licencia y que no le caiga un paquete a la empresa o tienda donde se vendió ese equipo.

Y mi cliente me decía que él cuando vende un ordenador con Windows instalado, lo que hace es dejarle la pegatina tal cual viene en su bolsita de plástico, y que luego el cliente decida lo que hacer con ella que para eso es suya. Que no entendía porqué tenía que pegar la pegatina en la carcasa.

Total, que después de un rato de charla sin que llegásemos a ninguna conclusión, excepto que los dos teníamos una versión lógica sobre el tema, lo dejamos por imposible.

O eso parecía, porque esta mañana he estado buscando información acerca de esto, a ver si había algo que me demostrase que Microsoft puede emprender acciones legales contra alguien que no pegue la pegatina, basándome en la opinión de mi cliente.
Miro en el contrato de licencia de Windows XP Home edition y no hace referencia a donde colocar la licencia en ninguno de los puntos. Miro el contrato de licencia de Windows XP Professional y en el punto 13 dice esto
JUSTIFICANTE DE LICENCIA PARA EL USUARIO FINAL.
Si adquirió el Software en un disco compacto u otro soporte físico, una etiqueta “Justificante de Licencia“ (“Proof of License”) genuina de Microsoft que acompaña a una copia original del software identifica una copia con licencia del Software. Para que la etiqueta sea válida, tiene que aparecer sobre el paquete de software de Microsoft. Si recibe la etiqueta por separado, no es válida. Usted debe conservar el paquete con la etiqueta a fin de justificar que tiene licencia para utilizar el Software.

Entonces me pregunto yo, si en la licencia del uno no pone nada y en la licencia del otro pone que la pegatina tiene que ir junto con el software y conservarla para justificar que es original ¿porqué hay que pegarla en algún sitio visible? ¿quién dice esto? ¿realmente es ilegal no hacerlo?
Que me pongo a pensar yo simulando un ejemplo y es como si te compras un coche y el fabricante te obligase a llevar en el capó, bien grande, el logotipo en vinilo de la marca, porque sí, porque él lo dice y si lo quitas te arriesgas a que te caiga una multa.

Mientras que nadie me demuestre lo cierto de esta teoría, seguiré maldiciendo la monopolitaria dictadura que utiliza Microsoft.
He dicho.

h1

La capacidad de los discos duros

23 septiembre, 2009

Esta mañana he tenido una curiosa charla con un cliente acerca de la capacidad de los discos duros.
Me decía que nos iba a denunciar, en broma claro, porque un cliente suyo le había dicho que le habían estafado porque le compró un disco duro y al formatearlo le daba menos capacidad de la que era el disco.

Cuando se ha ido, me he quedado pensando en lo cierto que es y esto me ha llevado a la típica explicación de que las unidades en esto de la informática, en vez de ir de 1000 en 1000, van de 1024 en 1024 ¿y porqué es esto? y es más ¿cuántos gigabytes pierde cada disco duro?

La explicación es sencilla, primero las medidas por si alguien no las conoce

0,1 = 1 BIT
8 BITS = 1 BYTE
1024 BYTES = 1 KILOBYTE
1024 KILOBYTES = 1 MEGABYTE
1024 MEGABYTES = 1 GIGABYTE
1024 GIGABYTES = 1 TERABYTE

Ahora la fórmula para la conversión de medidas, ya que nosotros contamos en sistema decimal y hay que contarlo en sistema binario

En decimal

Y ahora en binario

Vale, pero después de todo este lio ¿cual es la cantidad exacta de gigas que se pierde en un disco duro?
Para saberlo, hay que hacer un sencillo cálculo.
Cogemos los bytes que componen un gigabyte en código decimal, los dividimos entre los bytes que componen un gigabyte en código binario, el resultado lo multiplicamos por 100 y el resultado es …

El 93,13%, por lo que haciendo una regla de tres directa aplicada los tamaños de disco duro más convencionales nos sale esto.

TAMAÑO DEL DISCO

TAMAÑO EN GIGABYTES
HDD 160GB

149GB
HDD 250GB

232GB
HDD 320GB

298GB
HDD 500GB

465GB
HDD 1TB

931GB
HDD 1,5TB

1396GB

Curioso ¿no?
Visto en Blognota.

h1

Rendimiento o precio

23 julio, 2009

Que un cliente dude a la hora de elegir los componentes de la configuración de un equipo, su equipo, nuevo es normal porque no suele estar familiarizado con los componentes actuales, con las características que más se adecuan a lo que va buscando o al uso que va a darle.

Esto es normal aunque surjan las tipicas incompatibilidades de que si tal gráfica con determinado chipset de una placa, no acaban de congeniar.
Vale, aceptamos que todo esto sigue siendo normal porque para eso también estamos nosotros aquí, para devanarnos los sesos confeccionando configuraciones. Pero lo que no es normal es las incompatibilidades que generan los clientes.
Me explico.

Hoy me llega un cliente, algo especialito que quiere un equipo potente, ya que el que se montó en su dia, hará unos diez años, se le está quedando anticuado.
Me ha pedido presupuesto, que se lo confeccionase libremente, excepto varios detalles, que lleve una caja buena, una fuente de alimentación silenciosa y una tarjeta gráfica de lo mejor porque se dedica al diseño, modelado y renderización 3D, planos en 2D/3D, edición de fotografía, de video y un largo etcétera, acompañado de citar el nombre de los programas más conocidos del mercado para estos menesteres, que son los que usa.

Cuando el cliente se marcha, me pongo a ello. Lo primero es buscar una configuración adecuada de placa base, microprocesador y memoria que es lo que más a mano tengo. Una vez terminado, le busco lo que me ha pedido, una carcasa en condiciones, una fuente de alimentación silenciosa y una gráfica para diseño.

Le llamo para darle detalle del presupuesto y decirle el precio de las posibles gráficas (sirvase alternate de ejemplo) y al otro lado de la linea he sentido como estaba apunto de ocurrir una desgracia.
Porque claro, el cliente alarmado por el excesivo precio, no entendía, o no quería entender, que una gráfica específica para diseño cuesta su dinero.
Entonces hemos entrado en una especie de debate, yo intentándole explicar que si es para diseño a la escala que el me ha dicho, lo que necesita es una gráfica de ese calibre, y él erre que erre que no, que con una más sencilla se apañaba.

Total que viendo que no ibamos a llegar a ninguna conclusión, le he dicho que se pase por aquí y le intentaré explicar mis argumentos con más detalle y convencido estoy de que él me rebatirá con los suyos.
Y todo esto para que finalmente elija una gráfica “normalita” y dentro de un tiempo vuelva quejándose porque le tarda mucho en renderizar y a veces se le queda colgado.

h1

La licencia del XP

16 abril, 2009

Transcurría la mañana sin mayores incidentes cuando una llamada me ha puesto en jaque, si bien la razón principal ha sido por la obligación de contestar a la duda del cliente también he de reconocer que al no tener respuesta, la curiosidad ha hecho el resto.

Resulta que éste cliente tiene un portátil con licencia original de Windows XP Professional, pero en inglés, y como tenemos que reinstalarle el sistema operativo, quiere saber si se lo podemos hacer utilizando su licencia pero con Windows en Español.

Preguntando a los compis lo único que sacábamos en claro eran suposiciones, y la mayoría coincidiamos en que si el cliente tiene una licencia de Windows original, independientemente del idioma del sistema, podría utilizarla sin problemas. Pero como con suposiciones no basta, me he puesto manos a la obra y rezando unas plegarias a San Google, hemos salido de la duda.
No se puede.

Si la licencia que tienes de Windows es en inglés y quieres tenerlo en español, tienes dos opciones.
Opción 1 – la más lógica y por tanto usada por la mayoría
Instalar Windows XP en inglés con tu licencia y una vez listo, cambiarle el idioma a Español con el MUI (Multilingual User Interface) Pack.
Opción 2 – la más lucrativa y por tanto recomendada por Microsoft
Comprar un Windows XP en español e instalarlo con la nueva licencia.

Asique en definitivas cuentas estas son las conclusiones a las que hemos llegado, que a Microsoft no le interesa lo más minimo el compatibilizar sino que lo que sea por lucrarse y engordar un poquito más la saca bienvenido sea. Y como era de preveer, después de hablar con el cliente, ha elegido la primera opción.

h1

Llamada inusual

17 diciembre, 2008

Hace unos dias un cliente nos encargó un equipo de gama media, el cual fuí responsable de montar, instalar Windows XP y configurar. Tras acabar, lo tuve durante varias horas sometido a unos test para comprobar la estabilidad del equipo, y los pasó sobradamente.
Dí el equipo por terminado, llamé al cliente, y al ser viernes acudió raudo y veloz a recogerlo para poder dedicarle unas cuantas horas el fin de semana.

El lunes a primera hora me llama el cliente diciéndome que el equipo le daba pantallazos azules cuando veía la televisión por internet. Extrañado, le digo que me lo traiga y me pongo a mirarlo.
Como en la mayoría de los casos, éstos errores de deben a un problema de hardware, testeo el disco duro, la memoria y pasa bien ambos test. Prosigo con la ley de descartes y lo siguiente que tocaba probar era la placa y el microprocesador, pero decidí investigar si el problema pudiese estar originado por el software, es decir por Windows.

Al entrar al escritorio, ví que el cliente se había entretenido en instalar algunos programas como el emule, el azureus y varias barras para internet explorer, asique decidí poner un disco duro vacío, instalarle windows y ver si daba algún problema.
Una vez hecho, lo estuve probando y haciendo los mismos movimientos internautas que hacía el cliente en su casa para buscar el fallo, pero este no aparecía, asique supuse que habían toqueteado algo del sistema operativo. Volví a reinstalarselo y configurárselo en su disco duro.
Un par de dias con el ordenador encendido, conectado a internet y sin problemas. Prueba superada.

Pero nada más lejos, al dia siguiente viene el cliente con el equipo bajo el brazo y me dice que sigue igual, que le sigue dando pantallazos. Ante esta situación, yo puse mi mejor cara de incrédulo y le dije que no sé donde podía estar el fallo porque a mi me había funcionado sin problemas.

Cuando me quedé a solas con el equipo, lo encendí, ví que no habían instalado programa alguno, lo volví a conectar a internet y me puse a pensar de donde podía venir el fallo, porque seguía sin encontrarlo.

Me encontraba en medio de una de esas reparaciones UFO con la que de vez en cuanto topamos, la cual no tiene mucha explicación y por tanto tampoco mucha lógica.
Pero mientras hacía tiempo y destripaba otro ordenador se me encendió la bombilla ¿y si el problema es de algo que conectan?
Entonces llamé al cliente, y éste me dijo que lo único que conectaba era la impresora y el router, ambos por USB.

Por indice de probabilidad, la impresora es más dificil que dé problemas, asique dirigí mis investigaciones hacia el router.
Unas horas más tarde, y viendo que el equipo me seguía funcionando perfectamente, llamé al cliente y le dije que se pasara a recoger el equipo.
Cuando vino, aparte de su CPU, le dí un latiguillo de red. Le expliqué como tenía que conectarlo tanto al router como al ordenador y se fué, no sin cierto temor a que tuviese que volver por donde había venido.

Un par de dias más tarde suena el teléfono a primera hora de la mañana, lo coge un compañero y me lo pasa. Al escuchar quien era temí lo peor, mis cimientos en la materia empezaron a resquebrajarse, paletadas de tierra comenzaban a cubrir mis hipótesis cuando …
“Oye, que soy XXX, que el ordenador me va de puta madre! incluso hasta noto que va mejor internet, más rápido! Era solo para que lo supieses y para que me digas cuánto tengo que pagarte por el cable que me diste”

Respiré hondo, volví a creer en mí, rios de adrenalina recorrieron mi interior y un vigoroso subidón de moral me invadió.
Y esque, aunque parezca raro, hay llamadas que son capaces de alegrarte el dia.
Por supuesto, el cable fué cortesía de la casa.

h1

Dos años de garantía

15 diciembre, 2008

Hace un tiempo publiqué una entrada donde citaba y aclaraba un concepto de la garantía de los componentes, y hoy, con motivo de una interesante charla o discusion, en tono amistoso, con un cliente al que no le acababa de cuadrar, voy a intentar dejar más claro otro de los conceptos.

La situación es que hará como cuatro meses nos compró un equipo, que le montamos y configuramos con Windows XP Home Edition que también compró. Resulta que el disco duro, de buenas a primeras, ha empezado a dar fallos y tras el correspondiente test, mostraba sectores defectuosos.
Sin problema, se le cambia el disco duro por uno igual, se le instala nuevamente Windows XP y se le entrega al cliente como el primer dia que se lo llevó y todo sin costarle un duro porque estaba en garantía.

Pero cuando el cliente iba a irse me ha hecho la siguiente pregunta
“Oye, el disco duro este que me habeis puesto nuevo, tiene dos años de garantía ¿no?”
Y se ha originado el debate, porque yo intentaba explicarle que la garantía de los componentes es de dos años, pero a partir de su fecha de compra y que durante esos dos años se le podían cambiar/reparar todas las veces que fuese preciso, pero que la garantía comenzaba el día que se había emitido la factura. Y él claro, en sus trece de que si el componente cambiado era nuevo, debía tener sus dos años de garantía independientemente.

Entonces finalmente, parece que ha comprendido que en éste caso, el disco duro nuevo solamente tendrá un año y ocho meses de garantía, porque durante los cuatro meses que “faltan”, ha disfrutado de un disco duro que funcionó sin problemas.

He buscado en la Ley de de garantías en la venta de bienes de consumo, pero solamente hacen referencia al tiempo de la misma en este apartado :
“El marco legal de garantía tiene por objeto facilitar al consumidor distintas opciones para exigir el saneamiento cuando el bien adquirido no sea conforme con el contrato, dándole la opción de exigir la reparación por la sustitución del bien, salvo que ésta resulte imposible o desproporcionada. Cuando la reparación o la sustitución no fueran posibles o resulten infructuosas, el consumidor podrá exigir la rebaja del precio o la resolución del contrato. Se reconoce un plazo de dos años, a partir del momento de compra para que el consumidor pueda hacer efectivos estos derechos (en el caso de bienes de segunda mano se podrá pactar un plazo menor no inferior a un año) y un plazo de tres años, también contado a partir del momento de la compra, para que pueda ejercitar, en su caso, las acciones legales oportunas.”

Asique otra cosa que tenemos que tener clara, que la garantía de un componente es de dos años a partir de la fecha de su compra, aunque se repare o cambie por otro.

h1

Los hay con jeta

23 octubre, 2008

Y esque ya lo dice el refranero popular, “donde hay confianza, da asco

Resulta que un cliente semihabitual, en sus tres o cuatro últimas visitas que nos ha hecho, le he atendido yo. Y claro, pues el hombre, ha cogido confianza y cuando llama pregunta por mí directamente. Que es una cosa normal dentro de lo que cabe.
Pero hoy, se ha superado.

Yo ya sabía por su (nuestra) comercial, que el susodicho cliente es de esos que se lo saben todo y encima se permiten el lujo de ir pidiendo favores.

Hace un par de dias me llama y me dice que nos ha comprado una placa base, modernísima de la muerte ella, y tiene la peculiaridad de que se le puede poner memoria DDR2 o DDR3.
Y claro, para darme esta información no me llamaba, me llamaba porque resulta que cuando utiliza DDR2 le funciona sin problemas, pero que cuando pone DDR3 no le funciona.

En décimas de segundo, me invaden varias hipótesis por las que pudiera estar fallando,
1) Que la placa base tenga mal los bancos de memoria DDR3 y que no funcione por eso.
2) Que la placa base no admita la velocidad de la memoria DDR3 que le está poniendo y que no funcione por eso
3) Que la placa base no admita la marca de memoria DDR3 que le está poniendo y que no funcione por eso
4) Que haya que puentear la placa base, en función de la memoria que le vaya a poner y que no funcione por eso
5) Que necesite una actualización de la BIOS para que le admita la memoria DDR3 y que no funcione por eso.

Utilizando la lógica, empiezo a ordenar mentalmente las posibilidades y le digo que pruebe a actualizar la BIOS para ver si se soluciona el problema, me dice que lo había pensado y que va a probar y me dice algo.
Como al dia siguiente no me llama, supuse que lo habría solucionado.

Craso error, hoy se presenta con la placa, con las memorias DDR2 puestas y el microprocesador con el ventilador.
Nada, que sigue sin funcionarle.

Mientras me explicaba las pruebas que había hecho, le voy tomando los datos para darle la entrada de la placa base al Servicio Técnico. Tecleo el número de serie y no me lo coge, a ver si me he comido algún número, pienso y para no perder más tiempo lo paso con la pistola de código de barras.
Nada, que no lo coge.

Entonces se produce ésta curiosa conversación
Yo : Pues la placa base no es nuestra, no nos la has comprado a nosotros
El : Ahiva! pues entonces no sé donde puedo haberla comprado (si quieres me informo y te lo digo)
Y : Sintiéndolo mucho, no puedo hacer nada
E : Me dejas de piedra (vaya, si tendré yo la culpa)
Y : No se, piensa dónde puedes haberla comprado y acércate en un momento
E : Y digo yo, ¿tú no podías flashearme ahora la BIOS en un momentin? (si claro, y me traes el resto de componentes y te monto yo el equipo)
Y : Pues no, además que estoy hasta arriba de trabajo
E : Joder, qué putada después que he venido hasta aqui a posta por ésto (lo que yo te digo, la culpa mia)
Y : Bueno, pues yo tengo que seguir trabajando, si quieres alguna otra cosa…
E : No, ya que no me quieres hacer lo de la BIOS, nada más. (ejem, ejem)
Y : Bueno, pues ya me contarás lo que éra cuando lo soluciones.
E : Hasta luego.
Y : Adios, que no sea ná!

A ver que yo me aclare, ¿me pides que te oriente para solucionar el fallo, que deje lo que esté haciendo para flashearte la BIOS, intentas engañarme y encima la placa base no es mia?
Vaya, vaya, vaya.

Eso si, al devolverle la placa, me he fijado en que dos de los bancos de memoria, tenían las pestañas de un lado rotas.
Supongo que ésta historia tendrá su final aquí, porque no me llamará para decirme que cuando la llevó donde la compró se la dieron fuera de garantía por estar dañada.

Que no sea na…