h1

Llamada inusual

17 diciembre, 2008

Hace unos dias un cliente nos encargó un equipo de gama media, el cual fuí responsable de montar, instalar Windows XP y configurar. Tras acabar, lo tuve durante varias horas sometido a unos test para comprobar la estabilidad del equipo, y los pasó sobradamente.
Dí el equipo por terminado, llamé al cliente, y al ser viernes acudió raudo y veloz a recogerlo para poder dedicarle unas cuantas horas el fin de semana.

El lunes a primera hora me llama el cliente diciéndome que el equipo le daba pantallazos azules cuando veía la televisión por internet. Extrañado, le digo que me lo traiga y me pongo a mirarlo.
Como en la mayoría de los casos, éstos errores de deben a un problema de hardware, testeo el disco duro, la memoria y pasa bien ambos test. Prosigo con la ley de descartes y lo siguiente que tocaba probar era la placa y el microprocesador, pero decidí investigar si el problema pudiese estar originado por el software, es decir por Windows.

Al entrar al escritorio, ví que el cliente se había entretenido en instalar algunos programas como el emule, el azureus y varias barras para internet explorer, asique decidí poner un disco duro vacío, instalarle windows y ver si daba algún problema.
Una vez hecho, lo estuve probando y haciendo los mismos movimientos internautas que hacía el cliente en su casa para buscar el fallo, pero este no aparecía, asique supuse que habían toqueteado algo del sistema operativo. Volví a reinstalarselo y configurárselo en su disco duro.
Un par de dias con el ordenador encendido, conectado a internet y sin problemas. Prueba superada.

Pero nada más lejos, al dia siguiente viene el cliente con el equipo bajo el brazo y me dice que sigue igual, que le sigue dando pantallazos. Ante esta situación, yo puse mi mejor cara de incrédulo y le dije que no sé donde podía estar el fallo porque a mi me había funcionado sin problemas.

Cuando me quedé a solas con el equipo, lo encendí, ví que no habían instalado programa alguno, lo volví a conectar a internet y me puse a pensar de donde podía venir el fallo, porque seguía sin encontrarlo.

Me encontraba en medio de una de esas reparaciones UFO con la que de vez en cuanto topamos, la cual no tiene mucha explicación y por tanto tampoco mucha lógica.
Pero mientras hacía tiempo y destripaba otro ordenador se me encendió la bombilla ¿y si el problema es de algo que conectan?
Entonces llamé al cliente, y éste me dijo que lo único que conectaba era la impresora y el router, ambos por USB.

Por indice de probabilidad, la impresora es más dificil que dé problemas, asique dirigí mis investigaciones hacia el router.
Unas horas más tarde, y viendo que el equipo me seguía funcionando perfectamente, llamé al cliente y le dije que se pasara a recoger el equipo.
Cuando vino, aparte de su CPU, le dí un latiguillo de red. Le expliqué como tenía que conectarlo tanto al router como al ordenador y se fué, no sin cierto temor a que tuviese que volver por donde había venido.

Un par de dias más tarde suena el teléfono a primera hora de la mañana, lo coge un compañero y me lo pasa. Al escuchar quien era temí lo peor, mis cimientos en la materia empezaron a resquebrajarse, paletadas de tierra comenzaban a cubrir mis hipótesis cuando …
“Oye, que soy XXX, que el ordenador me va de puta madre! incluso hasta noto que va mejor internet, más rápido! Era solo para que lo supieses y para que me digas cuánto tengo que pagarte por el cable que me diste”

Respiré hondo, volví a creer en mí, rios de adrenalina recorrieron mi interior y un vigoroso subidón de moral me invadió.
Y esque, aunque parezca raro, hay llamadas que son capaces de alegrarte el dia.
Por supuesto, el cable fué cortesía de la casa.

8 comentarios

  1. Lo a gusto que te quedas cuando solucionas uno de estos expedientes X. Yo ahora mismo estoy inmerso en uno, espero tener suerte y que se me encienda la bombilla como a tí.

    Un saludo.


  2. Jajaja, pues si, menos mal, porque se le pone a uno un mal cuerpo cuando suena el teléfono y te viene ese mal presentimiento… que luego el alivio es mayor.🙂


  3. Además que si, parece que hasta se adelgaza y todo!
    Saggy suerte con tu expediente X


  4. La de veces que me ha pasado lo mismo, sobre todo con euskaltel y sus cablemodem atlanta 2000……. me ha pasado hasta con el cable de red. En la mayoria de los casos ha sido bajarse el parche de su página y no volver a tener ningún problema.

    salu2


  5. Esa bombilla es luz de vida como dicen algunos. Menos mal que el cliente fue comprensivo y se dio cuenta de que no sois adivinos…


  6. mm si no es mucho pedir no vendria mal que hicieses un post explicando esa bateria de test o algo asi, jeje (que gorron soy) mi sobremesa hay temporadas que le da por pantallazos y era horrible daba igual lo que hiciese, aunque debia ser el disco duro porque lo cambie y mano de santo, pero si lo supiese de antes me habria ahorrado muchos cabreos


  7. asi es a veces lo que menos se piensa es el problema.


  8. ¿Me estás diciendo que un cable era el causante de los BSOD? joer, ahora recuerdo un tornillo que me hacía masa con la placa base, y no se encendía ésta. Bien por tí y esa agudeza.



Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: