h1

Máquinas de época

31 julio, 2007

Rememorando mi época juvenil con los videojuegos del post anterior, he caido en la cuenta de que esos videojuegos nunca hubieran sido capaces de hacerme disfrutar tantas tardes, si no hubiera sido por esas máquinas de la época y que hoy vemos como si fueran del pleistoceno.

Por eso, no puedo por menos que hacer una mención especial a todas aquellas que pasaron por mis manos y que tantos buenos momentos me hicieron pasar.
(1982 aproximadamente) – Atari 2600 de un primo segundo, al cual visitaba un domingo cada 2-3 meses y estaba deseando que llegase el dia para pasarnos la tarde jugando.
(1986 aproximadamente) – Amstrad CPC 6128 mio. Mi primer ordenador. Éste es el que realmente me abrió las puertas a este mundillo. Aún tengo vivas las imágenes de esos videojuegos planos y poligonales en el monitor monocromo y esos primeros pasos en programación con BASIC.
(1991 aproximadamente) – Sega Game Gear prestada de un compañero del instituto. Menudo hartón de horas jugando al sonic, y de pilas fundidas!
(1993) – Mi segundo ordenador, aunque el más importante por todo lo que soportó, por su rapidez y funcionalidad. Pentium 100Mhz, 1Gb de Disco duro, 16 Mbs de RAM, lector de CDRom, disquetera de 5 1/4 y disquetera de 3 1/2. Un auténtico portento de velocidad por aquella época. Ah! ya traía el Windows 3.11.
Debido a mis primeros trasteos y la facilidad de overclock que ofrecian las placas antiguas, acabó convertido en Pentium 200 MMX, 4’3Gbs de Disco duro, 32Mbs de RAM, Grabadora de CD y Windows 95.
(1996 aproximadamente) – Sega Megadrive de un colega. Menudas tardes de sábado nos pasamos en su casa quemándonos los ojos en su tele de 14″ con el Fifa.
(1998) – Nintendo 64. Mi primera consola, a la que tuve el placer inmenso de jugar y pasarme todos los Mario Bros que cayeron en mis manos. Buffff!
Unos meses más tarde me compré de importación el DiskDrive, un cacharro que se le acoplaba a la consola y le añadía unidad lectora de CD, que por cierto me costó un pastón, si mal no recuerdo unos 360euros.
(2000) – Llega mi tercer ordenador, un Pentium 3 1000Mhz, con 30Gbs de Disco duro, 128Mbs de RAM, Grabadora de CD, Disquetera de 3 1/2 y Windows 98. Éste pobre si que tuvo que aguantar todas las prácticas de montaje y reparación que iba aprendiendo, un auténtico acorazado!
(2001) – Mi segunda consola, la Sega Dreamcast. Ésta me duró poco, no me llegó a convencer aunque antes me dejé muchas horas en el olvido jugando a todos los juegos que recopilé.
(2002) – Llega la consola de las consolas, la Playstation. La que más ha soportado mis múltiples perrerías y los cientos de juegos que por ella pasaron. Aún la tengo aunque guardada en un cajón.
(2003) – Mi cuarto y actual ordenador, un Pentium 4 2,5Ghz, 160Gbs de Disco duro, 512M de RAM, lector y grabadora de DVD y Windows XP.
Posteriormente ha terminado en Pentium 4 3,4Ghz, 820Gbs en 3 Discos duros, 2Gbs de RAM, 2 grabadoras de DVD, lector de tarjetas y por ahora Windows VISTA.
Prácticamente a la par llegó su hermanito pequeño, especializado en descargas, AMD Duron 900, 200Gbs en 2 discos duros, 512M de RAM, grabadora de DVD y Windows XP.
Posteriormente se convirtió en AMD XP 3,0Ghz, 450Gbs en 3 Discos duros, 1Gb de RAM y la grabadora de DVD.
(2005) – Me regalan la Playstation 2, una auténtica joya. Es de los pocos aparatos que tengo en el comedor y cuando el escaso tiempo lo permite, me echo una partidilla.

Y creo que aqui acaba mi dilatada experiencia en el mundillo de los videojuegos, aunque no del todo ya que todavia queda mucha tecnología por llegar. Mi mediacenter que está en progreso y la playstation 3 que la tengo en mente.

3 comentarios

  1. Me hiciste extrañar mi ZX Spectrum 128+2 con unidad de cinta y los pokes en Basic…

    Que bien que me lo pasaba con el FMartin Basquet


  2. El Amstrad que yo tuve, el CPC 6128 llevaba disquettes pero yo le acoplé una unidad de casette. Menudo cajón de cintas de juegos llegué a tener.
    Eso si, cada vez que ponías uno, a rezar porque durante la carga no hubiese ningún problema, que tension!!!🙂


  3. Pues a mi parecer, la dreamcast fue la mejor consola de su época, la verdad.



Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: