Archive for 27 junio 2007

h1

Asi da gusto

27 junio, 2007

En determinadas ocasiones, como cuelga TecnicoBinario en una de sus entradas, los clientes, suelen engañarnos a la hora de traer su PC para que lo reparemos. Yo prefiero pensar que no nos dicen toda la verdad, pero de lo que no se dan cuenta es que nosotros somos como los médicos, que al final vamos a acabar enterándonos.

Pero hoy un cliente me ha demostrado que ésto no tiene porqué ser asi, que aún queda gente como está mandao.
Me traen un equipo que por lo visto fué comprado y montado en mi actual empresa a finales de 2005. Lo curioso esque aparte del equipo venía un folio, al cual venía grapada una bolsita con un CD dentro.

Lo sorprendente de todo esto es que en el folio, el cliente explicaba claramente y punto por punto, todos y cada uno de los fallos que tenía el equipo. Y para muestra un botón.
– El botón de encendido/apagado de la CPU realiza la función de apagado pero no vuelve a encender a la siguiente pulsación. A veces, si se consigue volver a encender pasadas una o dos horas.

– El sistema parece reconocer la unidad E (lector DVD) pero no reconoce el disco que se inserta en ella. Parece haber conflicto entre las dos unidades (lector DVD y regrabadora) ya que, al insistir en alternar la llamada a una y otra unidad durante el trabajo, el sistema se cuelga

– Aparece con frecuencia la pantalla azul cuyo primer mensaje es ” IRQL_NOT_LESS_OR_EQUAL…”

– Desde el principio del uso del PC, nunca he podido utilizar la función “restaurar sistema”. Siempre acepta el inicio de la función, pero al final se indica “imposible restaurar sistema”

– Si fuera preciso formatear el disco, puede hacerse despreciando cuantos datos y programas hay actualmente en él. (si me sería de interes en ese caso, hacer 3 particiones iguales, en una de ellas iría el sistema operativo)

Se adjunta
– Un frontal nuevo de la caja, por si fuera necesaria la sustitución
– Disco de instalación de AVERMEDIA AVER-TV
– Fotocopia de la factura nºXXXXXXX de 24/11/2005

No me queda otra que quitarme el sombrero ante semejante manera de facilitarle el trabajo a la persona que va a hacer que tu equipo vuelva a ser liviano y jovial como lo fué al principio.

Anuncios
h1

Recuperando datos

26 junio, 2007

Ayer tuve un caso curioso, de esos que rara vez me suelen pasar. Yo no suelo actuar así, pero las circunstancias me obligaron a ello.

Resulta que un compañero, se fué el fin de semana de viaje y estuvo con su cámara digital, fotografiando pájaros. Hasta aqui todo correcto, allá cada uno en su tiempo libre.
Pero resulta que la tarjeta de memoria, compact flash, ahora no la reconoce su PC y claro, tiene todas las fotos dentro y las quiere recuperar.

Me la trae, la pruebo y efectivamente, el PC la reconoce pero no deja acceder a ella. Como no encontraba el CD de programas de recuperación de datos, me bajo un programa freeware y se lo paso. Toda la mañana se tira el programa intentando recuperar las fotos. A todo esto, mi compañero, cada 10-15 minutos, se pasa a ver como van las fotos, por si ha recuperado alguna.
De vez en cuando recupera alguna, pero vamos, que toda la pinta de que no iba a poder ser.

Y así fué, recuperó unas 10 fotos de las cerca de 150 que había hecho. Aparece el CD con los programas de recuperación y cuando me iba a poner a fondo a por ello, viene mi compañero y viendo el resultado va y me suelta “vaya trabajo has hecho, para esto no hubieramos hecho nada”. Yo muy diplomático y aguantando la compostura le digo “esque hay veces que si la tarjeta está muy dañada, ni los mejores programas pueden recuperar los datos”, a lo que coge su tarjeta y se va.

Yo estoy seguro de que algo más podía haber hecho, pero a él y solamente a él le debo que las 150 fotos de los pájaros se perdieran en la inmensidad del infinito.

h1

Adivinando la version de Windows

20 junio, 2007

Hoy me he vuelto medio loco con un ordenador hasta que he averiguado que versión de Windows XP tenía que instalarle.

Resulta que un compañero me trae un equipo de un amigo suyo, con el disco duro formateado. Me da los drivers y un papel donde ponía “Windows XP Professional” y un número de licencia. Le pregunto a mi compañero si el número de licencia es original y me dice que si, que su amigo tiene el CD original y la pegatina. A priori todo parece sencillo, me pongo a ello.

Meto el CD de instalación de Windows XP Professional, lo empiezo a instalar y cuando llego a la parte de introducir el número de licencia, meto el que venía puesto en el papel y me dice que ese número no es válido.
Me voy hasta donde está mi compañero y le digo que si seguro que es ese el número de licencia que tiene la pegatina. Mi compañero llama a su amigo, confirman dígito a dígito y efectivamente, el número de licencia estaba bien apuntado.

Vuelvo a mi puesto, vuelvo a introducir el número de licencia y sigue diciendome que no, que el número no es válido.

Vuelvo al sitio de mi compañero y le digo que si está seguro 100% de que la versión es la Professional, me dice que si, pero aún así vuelve a llamar a su amigo y lo confirma. La versión de Windows XP es la Professional.

Me vuelvo a mi puesto y no confiando en lo que me decían, me pongo a instalarle Windows XP pero ésta vez la versión Home Edition. Cuando llego a la parte de la licencia, otra vez lo mismo, el número introducido no es válido.

Preveiendo que la versión del Windows XP Professional no fuese la original, me pongo a instalarle la versión “emule” y sigo igual, no me coge el número de licencia. Desesperado por lo rocambolesco de la situación, me disponía a darle el equipo, el papel y todo lo relacionado a mi compañero cuando de repente me digo “¿y si por un casual es el Windows Media Center?”

Total que por probar no perdía nada, me pongo a instalarlo, le meto la licencia y bingo! La versión elegida es Windows Media Center. Una vez finalizada la instalación y configurados los drivers, voy donde mi compañero y le digo que llame a su amigo. Mi compañero llama a su amigo y le digo que le pregunte si debajo de donde pone “Windows XP Professional” no pone “Media Center”, le pregunta y efectivamente así es.

Después de perder media mañana averiguando a que versión de Windows pertenecía ese nº de licencia, mi compañero se lleva esta tarde el equipo de su amigo instalado, configurado y actualizado. Y todos contentos, o eso por lo menos es lo que hay que creer.

h1

Esas pequeñas cosas que la gente no quiere

18 junio, 2007

Hoy he tenido un caso curioso que me ha hecho reflexionar amplio y tendido sobre el tema. Debido a mis nuevas y ociosas funciones laborales arreglando y montando equipos, se ha corrido la voz por la empresa y no hay dia que algún compañero no traiga su ordenador para que le eche un vistazo. La mayoria de las veces es tema vírico y la solución es sencilla, salvar datos en caso necesario y reinstalar todo. Pero esta mañana la cosa ha sido “más grave”.

Un apagón en casa de mi compañero le ha frito la placa base, y la solución a primera vista sería sencilla, cambiar la placa base. Pero no, como ya no se fabrican placas base de ese tipo (socket 478) tiene que poner una placa base de las nuevas, con lo que su microprocesador y su memoria tampoco le sirven. Una faena, pero es asi.
Total, que mi a mi compañero no le ha quedado otra que comprarse placa base, microprocesador y memoria.

Una vez todo montado, he comprobado que todo iba bien, le he reinstalado Windows XP y el ordenador como una bala, aunque el aquel del caso está por llegar. Cuando le digo a mi compañero que todo está perfecto, baja a verlo y se queda asombrado de lo rápido que va, cosa normal cuando Windows está recién instalado y solamente tiene 4 programas.
Le digo que la placa la podemos tirar directamente pero que el microprocesador (P4 3,4Ghz) y la memoria (512M DDR400) funcionan, que se los lleve por si acaso algún dia le hacen falta.
Me dice que no, que él ya no los quiere para nada que me los cogiese yo porque él los iba a tirar. Ante la situacion, no me ha quedado otra que cogerlos y decirle que me los quedaba, pero más que nada porque funcionan perfectamente y tirarlos iba a ser un desperdicio.

Total, que me pongo a pensar en qué puedo hacer con ese micro y la memoria y caigo en la cuenta de una cosa. Cuando trabajaba en un servicio técnico como cuando hacía reparaciones por mi cuenta, la mayoría de la gente no suele quedarse con las piezas que aún sirven y te las dan.

Así me pasa que de esas pequeñas cosas que la gente no quiere, y yo por no tirarlas, tengo el trastero lleno.

h1

La pieza del portátil

6 junio, 2007

Resulta que un amigo me da un portátil que tenian en su curro dando vueltas y nadie lo quería. Miro el portátil y es de la marca Beep y el modelo es el 1014. Pentium3, con 512M de RAM pero sin disco duro.

Como tengo un disco duro de 60Gbs, me pongo a desmontarlo y descubro que el que quitó el disco duro, se llevó consigo una pieza que es la que une el disco al portátil. En concreto, aqui es donde va encajado.

Llamo a varias tiendas Beep y en todas me dicen lo mismo, que como ese producto está descatalogado no disponen de ninguna pieza para él. Buen soporte técnico, si señor!
Mirando una pegatina que lleva en la parte de abajo, busco la referencia por internet y parece que el fabricante es Fujitsu-siemens, pero de la pieza en cuestión nada de nada.

Asique ahora estoy en una situación un tanto cómica, tengo un portátil que funciona, pero no puedo usarlo porque no hay manera de ponerle el disco duro. Hay que joderse!

h1

El regalo

5 junio, 2007

Los clientes nunca dejarán de sorprenderme. Lo bueno de todo esto es que ya llevo tiempo lidiando con ellos y me lo tomo a guasa.

Hace un par de dias, en mi segundo trabajo, tuve que llevar un equipo nuevo que habíamos montado para unos clientes. Los clientes de clase media, con 2 hijas pequeñas y básicamente el ordenador destinado para bajarse todo internet.

Una vez estaba instalado en su casa y comprobado que funcionaba bien, llega la hora de la factura, la dolorosa. La mujer toma la voz cantante y mientras contaba los billetes, me dice :
– “Espero que me regaleis algo por haber comprado el ordenador”
a lo que yo, jocosamente, le dije
– “Eso, mañana llame a la tienda, pregunte por el jefe y le dice que llama de mi parte, que le dé un regalo y de los buenos”
En este momento la clienta puso los ojos como platos y seguro que por su imaginación aparecían 2 boys musculosos entregándole un portátil o algo similar.
– “Vale, pues mañana llamo. Porque vaya dineral que me he dejado”
(599€ – cpu + tft 19″ + teclado, raton y altavoces)

Yo me fuí y de camino a la tienda, pensaba en lo cómico de la situación y cómo sería esta en otro campo.
Vas de tiendas y te compras 3 pantalones, le dices al dependiente :
– “Como me llevo 3 pantalones, me regalarás una camisa ¿no?”

Como yo ya sabía, la clienta pasó al dia siguiente por la tienda reclamando su regalo y por supuesto, se fué a su casa tal y como había venido.

h1

Montaje y reparación

1 junio, 2007

Resulta curioso que casualidades se dan en la vida. Estoy trabajando en un distribuidor, en el cual se venden componentes informáticos y yo soy uno más en el servicio técnico. Todos los componentes se venden sueltos y cada uno en su cajita. Ni se reparan ni se venden ordenadores montados, bueno, mejor dicho, no se vendian hasta que entré yo.

Por casualidad, un dia, un cliente, le comentó a nuestra comercial que se iba a comprar un ordenador y que si sabía quien se lo podía montar. La comercial, rauda de las preciadas comisiones, le dijo que nos comprara los componentes y se lo montábamos. El cliente acepta y por 10€ más, el equipo sale montado y testeado.

Aqui es donde entro yo. Por mi experiencia en montaje y reparación, entre los equipos estropeados de amigos, vecinos y allegados de mis compañeros, y los equipos nuevos para clientes, no he hecho otra cosa en todo el mes.

De las comisiones, yo no veo un duro, pero me motiva por dos cosas. Uno, que por mis conocimientos me encuentro un escalón por encima de algunos compañeros que llevan más tiempo aqui trabajando y dos, que es por hacer algo que me gusta.